4 razones para no alejar la sal de nuestras vidas

  • La sal aporta sodio, nutriente esencial en las funciones de las células y del balance hídrico.
  • La sal fue de gran ayuda para disminuir considerablemente el bocio endémico en el Perú.
  • La sal de origen marino es la mejor opción por su procedencia 100% natural.

Apuntesempresariales.com.- La sal es un componente importante en la vida de los seres humanos que permite mantener el equilibrio; sin embargo, en la actualidad se han generado muchos mitos alrededor de su uso, es por eso que te damos 4 razones para que no dejes de consumirla.

Cada gramo de sal aporta 0.4 g de sodio, nutriente esencial en las funciones de las células, y del balance hídrico (balance del agua en el cuerpo), es por ese motivo que cuando una persona se deshidrata, la mejor manera que se recupere es ingiriendo líquidos rehidratantes que tienen como componente agua con sal y azúcar.

El consumo de la sal es beneficioso para la alimentación diaria si se consume en las cantidades recomendadas y manteniendo estilos de vida adecuados. “Si una persona consume una ingesta diaria máxima de 2 gramos de sodio (5 g de sal) es una cantidad segura, aceptando el tope de 2.4 gramos de sodio (6 g de sal)” recomienda la nutricionista Milagros Agurto.

La sal suministra minerales esenciales directamente a las células para aumentar y mejorar el sistema inmune del cuerpo y aumenta la resistencia frente a las infecciones y enfermedades bacterianas.

La sal (fortificada con yodo) es buena para quemar el exceso de grasa y reducir el colesterol, también cuida del cabello, uñas y dientes.

Incluso, según cuenta Milagros Agurto, en el Perú, la sal representó un vehículo para dar más vida, cuando el bocio endémico, una enfermedad que hace que la glándula tiroides aumente de tamaño por la falta de yodo, se convirtió en un gran problema. Por ese motivo, esta fue fortificada con yodo y flúor y permitió la disminución considerable de este mal.

“La sal siempre representará la vida cuando la consumimos fortificada con yodo, de buena calidad, pero especialmente en la justa cantidad y de preferencia de mar por su origen natural” mencionó la reconocida nutricionista.

Los comentarios están cerrados.